14 abr. 2017

La depresión: primera causa de discapacidad en el mundo


Hasta hace unos días yo manejaba la siguiente información: que la primera causa de discapacidad a nivel mundial era el cáncer, un conjunto de enfermedades comúnmente asumidas como "físicas", y que para finales de esta década, o comienzos de la siguiente, iba a ser superada por un padecimiento comúnmente asumido como "psicológico", la depresión y sus diversas manifestaciones, seguido muy de cerca por los igualmente diversos trastornos de ansiedad, lo que dejaría al cáncer en un tercer lugar.

Cuando tomé conocimiento de estas proyecciones, ciertamente me sorprendí bastante y realmente tomé mayor consciencia de lo mucho que hay por trabajar en salud psicológica. Al mismo tiempo me decía a mí mismo que faltaba mucho aún para que estas predicciones se cumplan. Pues bien, parece que los días previstos ya llegaron, a juzgar por la nota periodística que me encontré la semana pasada:


La nota del portal de noticias Vanguardia dice algo muy importante. En 10 años la depresión ha crecido 15% en el mundo, lo cual es una barbaridad. La nota lo explica mencionando dos aspectos: 1) la falta de atención psicológica y médica; 2) el estigma con respecto a los padecimientos psicológicos. Es este segundo punto el que me parece fundamental, porque es el punto en el que las personas somos las que tenemos el control directo.

Y es que, siendo sinceros, nadie quiere ir a ver al psicólogo o al psicoterapeuta, y lamentablemente muchos no quieren hacerlo porque pedir una cita con uno sería como admitir que uno "está loco". Ese es el estigma del que habla la nota. Eso hace que las personas no busquen atención y permanezcan con la depresión encima durante muchísimo tiempo, afectando sus vidas, su productividad y la salud propia y la de sus hijos (sí, los hijos niños o adolescentes de un padre o madre con depresión definitivamente van a verse afectados de forma negativa).

Aquí se me viene a la memoria una imagen que vi en las redes sociales que me encanta y que tiene un enorme poder en contra de este estigma contra el cuidado de la salud psicológica:


Hacia el final de la nota, Vanguardia pone una sección que titula "¿Cómo combatirla?", refiriéndose a la depresión, naturalmente. Y menciona una serie de "tips". Me parece que aquí la nota empieza a cojear y justamente empieza a tirar en favor de la enfermedad y no de la salud. Si anteriormente están diciendo que este padecimiento ha crecido tanto debido a la falta de atención, ¿cómo así ponen una sección de tips donde dan consejos estériles y no nos dicen cuándo acudir a un profesional?

¿Por qué digo que algunos de estos consejos son estériles? Basta fijarse en la definición de depresión que ponen ellos mismos antes. Por ejemplo, dicen que la depresión se caracteriza por una pérdida de energía, pero luego ponen en "¿Cómo combatirla?" un tip que dice "actívate, realiza actividades físicas que incrementen tu energía física y mental". O sea, es cierto que el ejercicio físico es el mejor antidepresivo que existe, sin embargo esto es más realista como medida de prevención, no como una forma de combatir directamente la depresión ya instalada en una persona. Es como que digamos que la gripe se caracteriza por, entre otras cosas, la presencia de estornudos y tos convulsiva, y luego pongamos en "¿cómo combatir la gripe?", un tip que diga "deja de toser y de estornudar". Si están diciendo que la persona con depresión se ve afectada por una pérdida de energía, ¿cómo lo mandamos a que haga ejercicio? Sí, lo sé, el que lo consiga hacer como rutina, efectivamente la podría combatir con eso, pero es que no todos lo van a conseguir, ni mucho menos. Llevamos años leyendo este tipo de tips, y ya vemos cómo la enfermedad sigue creciendo.

Otro ejemplo: dicen que la depresión se caracteriza también por sentimientos de culpa, desesperanza e inutilidad. Más abajo ponen "pensamientos de autocastigo e incluso suicidio". En "¿Cómo combatirla?" recomiendan: "positiva tus pensamientos" (¡!). O sea, no lo entiendo; uno se queda con cara de "¡¿qué?!". Nuevamente es lo mismo: una infección estomacal se caracteriza por deshidratación, vómitos y/o diarreas continuas y abundantes. Recomendación para combatirla: "deja de vomitar y de hacer el dos". Hasta resulta gracioso.

Está bien, si uno se siente deprimido y ve cómo esto está afectando su vida, puede intentar reponerse haciendo estas cosas, pero si pasan 4, 5, 6 meses y la depresión continua o empeora, es necesario acudir con un profesional recomendado. Por favor, si están diciendo que la enfermedad está creciendo tanto y está incapacitando a tanta gente en el mundo debido a la falta de atención, ¿cómo no recomiendan a las personas justamente que busquen atención?

Conclusión: si pasa un semestre y la depresión sigue encima nuestro, afrontemos el asunto y busquemos atención profesional. Evitemos engrosar la gigantesca lista de personas deprimidas en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario