27 abr. 2016

¿Por qué se recomienda no usar dispositivos electrónicos antes de dormir?


Leyendo en internet a varios colegas y médicos, he visto cómo muchas veces se recomienda no usar dispositivos electrónicos antes de dormir, específicamente los dispositivos que requieren que veamos una pantalla, como TV, computadora, teléfono móvil, tablet o consola de videojuegos (Nintendo DS o PSP, por ejemplo).

La pregunta es: ¿por qué? ¿Por qué es mejor acostarse, apagar la luz, dormir y olvidarse de ver TV, chatear o jugar videojuegos?

La luz y la melatonina

Existen varias razones. Una de ellas tiene que ver con la luz que emiten estos aparatos. Estos dispositivos suelen requerir nuestra atención visual y la absorben de manera prácticamente total. Al usar estos dispositivos, nuestros ojos están enfocados en la pantalla, y esa pantalla emite luz, de tal manera que nuestros ojos la reciben y, por decirlo de una manera muy simple, hacen creer a nuestro sistema nervioso que estamos de día, inhibiendo la producción de una sustancia (una hormona, para ser más exacto) que el organismo produce a medida que se acerca la hora de dormir y que sirve para acceder a un descanso reparador; esta sustancia se llama melatonina.


Pantallas en la noche = no dormir, dormir menos o dormir mal

Al reducirse la producción de melatonina, suceden dos cosas con la persona implicada: o directamente no concilia el sueño y se queda pegado al consumo del aparato hasta que ya es demasiado tarde y se ve obligado a dormir a la mala para que el día siguiente no sea el peor día de su vida; o se queda dormido mientras hace uso del dispositivo, accediendo a un sueño deficiente debido a la baja producción de la hormona, que ya se vio inhibida y continua siéndolo por la luz emitida por el dispositivo.

Dormir con el sol brillando encima

Es por esto de la luz que, por ejemplo, es muy difícil para las personas seguir durmiendo cuando hay una luz muy fuerte sobre nosotros, aun cuando estemos con los ojos cerrados. Simplemente nuestro sistema da la orden de despertarse y no se puede seguir durmiendo bien.

Lo mismo sucede con estos aparatos, su uso antes de dormir resta poder reparador a nuestro sueño, disminuye su calidad y provoca que no descansemos bien. Si eres de esas personas que se levantan tanto o más cansadas de lo que se acostaron, aquí tienes un posible factor que te juega en contra.

Es mejor apagar la luz y olvidarse de todo antes de dormir, para descansar bien y así, día tras día, poder tener una buena calidad de vida.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

23 abr. 2016

Entrevista a Mónica Serrano: ¿Qué hago si mi hijo dice que le pegan?


Quiero recomendar a todos los papás que lean completa esta entrevista a la psicóloga Mónica Serrano. La entrevista fue publicada el año pasado en el portal del noticias ABC, se titula "¿Qué hago si mi hijo dice que le pegan?" y básicamente trata sobre qué hacer cuando el hijo denuncia que está siendo golpeado por compañeros en el ámbito escolar.

Recomiendo que lean la entrevista completa; de todas formas colocaré aquí los puntos más importantes:

- Siempre creer al hijo, nunca poner en duda lo que está denunciando.

- Asegurarle que se va a hacer algo al respecto y que se está de su lado.

- Comunicarse con las autoridades del colegio.

- En caso de que en el colegio digan que el hijo miente, hay que investigar qué está pasando, pero sin manifestarle desconfianza.

- Si en el colegio no se le da importancia al tema y se lo minimiza, hay que tomar nota que se trata de una institución en la que la violencia está normalizada. Frente a una situación así puede ser necesario cambiar de colegio al hijo.

- Consultar con un psicólogo para recibir orientación acerca de las acciones a tomar.

Estos son los puntos que resaltaría de la entrevista, pero hay más; por ejemplo, consejos acerca de qué decirles a los hijos o qué aconsejarles frente a situaciones así.

Aquí el link a la entrevista:

20 abr. 2016

Anuncio importante: Rumbo Norte ahora será manejado por mí

La Asociación de Psicoterapia para Lima Norte, institución de la que este blog formó parte desde su creación, ha concluido por fin su trabajo y dejará de estar activa en las próximas semanas.

Ahora bien, al suspenderse las actividades de la asociación, tanto este blog como Teoría y Técnica han pasado básicamente a pertenecerme, de tal forma que queda en mí la decisión de si elimino estas publicaciones o las mantengo en línea.

Después de pensarlo un poco, he optado por no eliminar Rumbo Norte, y tampoco quisiera dejarlo como un recuerdo desactualizado de lo que alguna vez fuera la Asociación de Psicoterapia para Lima Norte, sino que quiero que sea un blog activo.

Entonces, a partir de la fecha, todas las entradas serán publicadas por mí y, a menos que se indique otra cosa, serán de mi autoría. Igual pretendo mantener en línea todo el contenido publicado por la asociación hasta ahora, incluyendo los contenidos que no he escrito yo, para que todos los interesados puedan seguir teniendo acceso a este material.

Para que Rumbo Norte ingrese a esta nueva etapa son necesarios algunos cambios. La presentación escrita del blog ha cambiado, las referencias a la Asociación de Psicoterapia para Lima Norte en la presentación general del blog han sido eliminadas y serán reemplazadas en los días subsiguientes, y finalmente, la administración, la autoría y todo el manejo del contenido pasará a estar bajo mi manejo personal. También iré implementando algunos cambios menores en los días que vienen.

Saludos a todos los lectores y visitantes, y espero que sigamos acompañándonos en esta nueva etapa.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo - psicoterapeuta
diego.fernandezc@pucp.edu.pe

13 abr. 2016

¿Cómo hacer para que los hijos no pidan solo gaseosas o bebidas dulces para calmar su sed?


Este asunto, que parece que tiene que ver solamente con el aspecto físico de la crianza (específicamente con el tema de la hidratación), resulta que tiene (al menos) un componente psicológico muy importante.

Se sabe que los padres, entre muchas cosas, deben cuidar que sus hijos estén bien hidratados, de acuerdo a su edad. Ahora bien, la mejor bebida, en todo sentido, para cubrir esta necesidad básica, es el agua pura, pero lamentablemente no es necesariamente la más deseada por los niños, que pueden llegar a desear exclusivamente bebidas dulces o incluso gaseosas y pedirlas constantemente a sus papás, generando un problema de alimentación, ya que el exceso de calorías que proveen las bebidas dulces, y más todavía las envasadas, tienen efectos perjudiciales para la salud de los niños.


¿Cómo evitar que los niños solo deseen bebidas dulces?

La mejor forma de combatir este problema es adelantándose a él y contrarrestarlo antes de que aparezca. Recordemos que el azúcar es una sustancia adictiva, por tanto, una vez instalado un exceso en el consumo es difícil volver atrás. Veamos cómo se puede hacer para adelantarse a la aparición de esta dificultad:

Para los niños, los papás son el primer referente adulto, son su ejemplo y su modelo a seguir. Si los papás desean que sus hijos adquieran hábitos saludables, la mejor forma es practicarlos ellos mismos antes. Por tanto, la mejor manera de que los niños busquen agua para hidratarse, es dándoles el ejemplo desde que son muy pequeñitos, desde el comienzo de sus vidas.

Visto desde el ángulo contrario, si los papás se dedican a consumir gaseosas y bebidas envasadas en exceso, no pueden esperar que sus hijos busquen alternativas saludables para su hidratación.


Si desean que sus hijos puedan ser capaces de beber agua y mantenerse saludables en este aspecto, háganlo ustedes mismos con sus propios cuerpos antes. Sus hijos crecerán con ese ejemplo y ese modelo, y será más fácil que opten o toleren bien las opciones más saludables.


Los papás son los modelos

Este asunto aparentemente tan simple y tan sencillo, en realidad encierra una especie de llave maestra para la crianza de todo niño. Esta forma de prevenir la dependencia de bebidas dulces, en realidad puede aplicarse a una enorme cantidad de problemas, desde la alimentación, hasta las adicciones, las relaciones de pareja o el éxito profesional.

Hay que recordar que nuestras propias vidas están siendo vistas atentamente por nuestros hijos, y que ellos las ven como el modelo o la forma de ser adulto en el mundo.



Diego Fernández Castillo
Psicólogo - psicoterapeuta
diego.fernandezc@pucp.edu.pe