11 nov. 2014

El perro negro (The black dog)

Queremos compartir con nuestros lectores un excelente vídeo de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que habla sobre la depresión. El vídeo se titula "The Black Dog" (el perro negro).


Hacia la segunda mitad del vídeo el narrador menciona que aprende a utilizar la depresión a su favor (le enseña trucos al perro negro, lo empieza a ver como un maestro, hace un trato con él). Antes, en la primera mitad, mencionaba que ocultar al perro negro de la vista de los demás (y de sí mismo) era agotador. Podrían ver que todo esto tiene una relación muy importante con una entrada que publicamos hace poco: la de la película "El efecto sombra".

De hecho, si traducimos la metáfora del perro negro al lenguaje de "El efecto sombra", el perro sería una parte de la sombra de la persona. Si la persona no se reconcilia con la sombra, ésta terminará por derrotarlo; si la persona no se reconcilia con el perro negro, éste acabará por derrotarlo; viene a ser el mismo mensaje.

20 oct. 2014

La confianza en la familia 1: La confianza natural de los niños hacia sus papás


Muchas veces habremos escuchado a papás lamentándose de que sus hijos no confían en ellos, o de que "mi hijo no me cuenta nada" o, incluso, de que sus hijos (por ejemplo, adolescentes) se han convertido casi en unos desconocidos. Incluso, tal vez nos reconozcamos en algunas de estas palabras.

Pues bien, esta pequeña cita que vamos a compartir a continuación fue extraída de un blog llamado "Pilares Básicos". La entrada se llama "Familia y valores: la confianza". Dice así:

"El sentimiento de confianza viene apoyado con el hecho de la maternidad y de la paternidad. El niño se confía por completo a sus progenitores por la necesidad absoluta que tiene de protección y seguridad".

Es decir, la confianza del niño en sus papás es un hecho natural e inclusive puede verse en las crías de muchas especies animales; por ejemplo, en cómo las crías no tienen problema alguno en estar cerca de sus padres, mientras que rehuyen instintivamente el contacto con cualquier otro individuo.


Confianza rota

"Por defecto", digamos así, los niños esperan de sus papás protección y seguridad; sería un mandato genético, no se trataría de algo aprendido.

Por eso es que resulta tan dañino que los papás quebranten este mandato natural en el momento en el que abusan física, psicológica o sexualmente de sus hijos, o cuando son descuidados, abandonadores o negligentes en su cuidado. De alguna forma, desde este punto de vista, en ese momento, dejan de ser "papás" para convertirse en un hombre o una mujer cualquiera, que puede dañarlos o que no siente ningún interés real por ellos.

Pegar, golpear, insultar, humillar, tocar sexualmente, violar, abandonar, no estar presente, no proveer de salud (física, mental y/o espiritual), exponer abiertamente a peligros, etcétera, vendrían a ser acciones que rompen el esquema natural con el que el niño viene al mundo e instauran el reino de la humanidad perversa, de las desviaciones, de la enfermedad y de la patología.

Pregunta filosófica

¿Cómo así pueden los adultos de una especie animal como el ser humano romper así sus propios mandatos genéticos? Este ya es un hecho que merece muchísima discusión y va más allá de la psicología para entrar en terrenos físicos, biológicos, espirituales, filosóficos, etcétera. Lo que nos interesa por ahora es esto: que los niños confían naturalmente en sus papás y que somos naturalmente los papás los primeros en romper con esa confianza con la que nuestros hijos vienen al mundo. Veremos en entradas siguientes formas de cómo hacer lo posible para revertir esta tendencia.

7 oct. 2014

El efecto sombra

La película abanderada de este blog ha sido hasta ahora Trust, que hemos compartido aquí y que hemos mencionado repetidas veces en algunas entradas. Ya va siendo hora de hablar de otra película. Esta no se trata de un film dramático, sino de un documental. Siendo más precisos aun, sería un "documental de autoayuda".

La película se llama "El efecto sombra" y es creación de Debbie Ford, fallecida psicóloga estadounidense, escritora de textos de autoayuda.

La película empieza con una cita del Libro de las Mutaciones (I Ching), que es tremendamente importante:


Sólo cuando tengamos el coraje de enfrentar las cosas tal y como son, sin ningún autoengaño ni desilusión, surgirá una luz de los acontecimientos en la que reconoceremos el camino al éxito


Sin más preámbulo, aquí les dejamos la película:




Algunas cosas qué resaltar de esta película

"La sombra" es una metáfora que engloba todo lo que no aceptamos de nosotros mismos, todo lo que nos hace sufrir, lo que nos avergüenza, lo que nos daña. Normalmente, "la sombra" es algo que deseamos ocultar o algo que, sin que podamos ocultarlo, nos hace sentir menos o directamente nos hace daño (un ejemplo de esto último sería una adicción).

Según Debbie Ford, la sombra no es algo que debamos combatir para destruirla o, peor aun, algo que debamos ignorar, sino más bien algo que es necesario conocer y aceptar, para poder sacar de ella la gran potencialidad que tiene para hacernos felices y alcanzar el éxito en nuestras metas.

Durante la película, van apareciendo unos textos sobre fondo negro, una especie de letreros, que vienen a ser puntos importantes de lo que Debbie Ford nos quiere decir. Vamos a poner aquí algunos de los más interesantes, para recordarlos con más facilidad:


O la vas a usar tú o ella te va a usar a ti.

Eso con lo que no podemos convivir, no nos abandonará.

Sea lo que sea lo que juzgamos o condenamos en otros es finalmente una parte de nosotros despreciada o rechazada.

Si tú no te ocupas de la sombra, ella se ocupará de ti.

Si rechazamos nuestra propia realidad, el yo luchará contra nosotros.

La represión de la sombra puede llevar al comportamiento destructivo.

El oro que buscamos se esconde en la oscuridad.

Todos tenemos una receta divina.

Cuando atravesamos nuestras sombras podemos reclamar nuestra luz.

3 oct. 2014

12 Consejos para tener un cerebro saludable

Encontramos este vídeo en Youtube. Es interesante tomarlo en cuenta para personas de todas las edades:




Los 12 consejos para recordar:

1) Comer lo necesario
2) Practicar deporte de forma regular
3) Hacer ejercicio mental todos los días
4) Viajar mucho
5) Vivir acompañado
6) Adaptarse a los cambios (adaptarse a los nuevos tiempos)
7) Evitar el estrés crónico
8) No fumar
9) Dormir bien (entre 7 y 8 horas de sueño cada noche)
10) Evitar el apagón emocional
11) Agradecimiento
12) Disfrutar de las pequeñas cosas

Los últimos 3 consejos no son tan simples ni tan concretos como los primeros 9. Hay que prestar atención para entender qué quieren decir con aquello de "evitar el apagón emocional", "agradecer" y "disfrutar de las pequeñas cosas", y especialmente para saber cómo llevar esto a la práctica.

10 sept. 2014

Recomendaciones del FBI para proteger a los chicos de delitos sexuales por Internet


Hemos recibido un par de preguntas por e-mail con respecto al tema de redes sociales y niñez que hemos venido tocando en entradas anteriores. Básicamente se trata de cómo tratar con un hijo que ya es usuario de redes sociales, como Facebook, Youtube, Ask o Google Plus, pero que no debió haber accedido por tener menor edad de la que estos servicios aceptan o que, teniendo la edad, es aun adolescente.

En esta entrada, por ejemplo, un lector nos preguntaba si le aconsejábamos cerrarle la cuenta al menor. Nosotros le respondimos que no, que eso sería contraproducente, que si ya es usuario, ya no hay vuelta atrás. Más bien lo que hay que hacer es acompañarlo en el uso de estos recursos. Pero, ¿cómo acompañarlo? ¿Qué hacer para acompañarlo correctamente?

Pues bien, aquí les queremos recomendar esta pequeña lectura. Son algunas recomendaciones que da el FBI, institución que atiende constantemente casos de abuso a menores de edad en redes sociales en EEUU, a los papás que tienen hijos que utilizan redes sociales. Se esté o no se esté de acuerdo con todos los puntos que se mencionan, se trata de una opinión muy válida, y además dada por una institución con muchísima experiencia en estos asuntos.

Por otro lado, consideramos que estas recomendaciones deben aplicarse en un clima de confianza con el menor, sin autoritarismo, de lo contrario los papás o apoderados se convertirían en entes muy policíacos o perseguidores en casa, lo que podría animar, especialmente a los adolescentes, a hacer justamente lo contrario de lo que se les está recomendando.

Sin más, éste es el link:

http://www.fbi.gov/espanol/historias/redes-sociales-protege-a-tus-hijos-de-predadores-sexuales

Por cierto, como curiosidad: el FBI tiene una participación importante en la trama de la película abanderada de este tema para nosotros: Trust (o Inocencia Interrumpida, como fue traducido su título al español).

2 sept. 2014

Mandalas


Hace tiempo llegó a nuestras manos una separata sin firma con un texto bastante básico y práctico acerca de los mandalas. Hemos querido compartir este material aquí. Viendo por Internet nos hemos encontrado con alguna web que posee algún texto parecido, pero no igual, así que procederemos a copiar y pegar el texto que llegó a nosotros, con algunas correcciones en la redacción de parte nuestra.

Antes de empezar, diremos, para los que no lo saben, que un mandala es una figura circular concéntrica, como las que figuran en las imágenes que ilustran esta entrada, con diversos diseños dentro. Provienen de tradiciones espirituales antiguas de diversas culturas, y desde el siglo XX se usan también en el ámbito de la salud mental. Pintar mandalas (diseñados por uno mismo o por otros autores) parece que trae efectos positivos para la salud de las personas.

En nuestro país (Perú), todavía se venden poco en librerías, aunque se pueden encontrar fácilmente en cantidad limitada. En otros países sí pueden abundar las publicaciones que ofrecen mandalas para pintar, e incluso se pueden llegar a vender en quioscos de periódicos.


Sugerimos a nuestros lectores que tomen este artículo como un texto de autoayuda. Por tanto a él se aplican las mismas sugerencias que dimos en esta entrada: "Libros de autoayuda: para qué sirven y para qué no".

Sin más preámbulo, éste es el texto que queremos compartir:

 
Mandalas
 
Desde un punto de vista más espiritual o psicológico, se dice que es un arte energético que nos ayuda a desarrollarnos y a conocer nuestro yo interior. De esa manera, a través de las formas representadas, los colores utilizados, las imágenes que plasmamos, expresamos lo que tenemos en el inconsciente, dándonos una idea de nuestro verdadero yo.
 
Carl Gustav Jung fue la persona que acercó el mandala a occidente, porque ya existía desde tiempos remotos en la India (desde donde se propagó hacia las culturas orientales), en América y Australia, es decir es algo que se ha representado desde el principio de los tiempos en todas las culturas.


Según Jung, dentro de los mandalas representamos todo nuestro ser, tanto lo consciente como lo inconsciente. Afirma que las personas tenemos unos arquetipos que son parte de la memoria colectiva, que vamos utilizando en nuestra vida diaria según las circunstancias, y que quedan representados en dichos dibujos.
 
En resumen diremos que el mandala es un dibujo a través del cual exponemos nuestro inconsciente, expresamos nuestro yo interior y con el cual podemos estudiar nuestra situación personal.
 
Para que esto sea efectivo y poder explicar los mandalas que realizan las personas, Jung utiliza todos los elementos y símbolos que han quedado plasmados en dicho dibujo mandálico a la hora de realizarlos: formas y colores.
 
Consejos para realizar los mandalas
 
Para los no iniciados es conveniente empezar en primer lugar coloreando los mandalas. Con algo más de experiencia podremos crear nuestros propios mandalas.
 
Lo primero y más importante es el estar relajado. Para ello se aconseja, antes de comenzar a pintar o crear nuestro mandala, poner una música y realizar una relajación. Esto nos hará estar más abiertos a los que nos dicte nuestro interior. Nunca hay que forzarse, hay que dejarse llevar por la intuición, tanto a la hora de elegir colores como a la hora de realizar los dibujos y las formas.
 
Dentro de las múltiples técnicas de relajación orientales, se encuentra la de pintar mandalas, los cuales son publicados en libros parecidos a los libros de colorear de los niños, donde viene el mandala dibujado únicamente con líneas y el resto en blanco, dispuesto para colorear. Esta técnica de relajación no requiere ninguna disciplina expresa, como puede serlo en otras, ya que quien está haciéndolo lo colorea según sus gustos estéticos e imaginativos. La pueden realizar personas de cualquier edad, siendo además que fortalece la creatividad.

  
- Los mandalas son un método de curación para el alma.
- Los mandalas son la fusión del cuerpo, el espíritu y el alma.
- Le ayudan a descubrir su propia creatividad.
- Se descubrirá a sí mismo y la nueva realidad que le rodea.
- Vencerá la rutina y al estrés más fácilmente.
- Se tranquilizará y ganará en confianza y serenidad.
- Contacto con tu esencia.
- Te expresarás mejor con el mundo exterior.
- Ayuda a expandir tu consciencia.
- Desarrollo de la paciencia.
- Despertar de los sentidos.
- Es probable que comiences a ver lo que está a tu alrededor con otros ojos.
- Empiezas a escuchar la voz de tu intuición.
- Te aceptarás y te querrás más.
- Te curarás física y psíquicamente.
 
¿Cómo pintarlos?
 
Busca un lugar tranquilo y observa detenidamente tu mandala. Concéntrate en él. Es conveniente empezar a pintarlo de afuera hacia adentro. Esto nos representa el autoconocimiento, desde lo externo hacia nuestro centro, hacia nuestro interior. Decide la dirección en que vas a pintarlo y trata de mantenerla.
 
Al elegir los colores puedes hacerlo de manera intuitiva. No importa que no combinen los colores entre sí. De esta manera podrás descifrar tu estado de ánimo. También podrás hacerlo eligiendo los colores y tratar de cambiar tu estado de ánimo de ésta manera.
 
Tal vez te dé sueño en el proceso. Si estabas tenso, el mandala está cumpliendo con la relajación, es normal. En este caso es preferible dejarlo y disponerte a dormir. Si no terminaste el mandala, déjalo así. La próxima vez que quieras pintar uno, elige uno nuevo, con colores que vayan más acorde con tu estado de ánimo en ese momento.
 
Si quieres que el mandala te guíe para el autoconocimiento, no pienses en formas ni colores; deja que solo te vaya guiando, haciendo lo que en ese momento te nazca de manera intuitiva.
 
Las formas y sus significados
 
Los mandalas no son simples dibujos de colores. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Conoce algunos de los más utilizados:
 
- Círculo: movimiento, lo absoluto, el verdadero yo.
- Corazón: sol, amor, felicidad, alegría, sentimiento de unión.
- Cruz: unión del cielo y la tierra; vida y muerte; lo consciente y lo inconsciente.
- Cuadrado: procesos de la naturaleza, estabilidad, equilibrio.
- Estrella: símbolo de lo espiritual, libertad, elevación.
- Espiral: vitalidad, energías curativas, búsqueda constante de la totalidad.
- Hexágono: unión de los contrarios.
- Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.
- Mariposa: autorrenovación del alma; transformación y muerte.


- Pentágono: silueta del cuerpo humano, tierra, agua, fuego.
- Rectángulo: estabilidad, rendimiento del intelecto, la vida terrenal.
- Triángulo: agua, inconsciente (hacia abajo), vitalidad, transformación (hacia arriba), agresión hacia uno mismo (hacia el centro).

¿Qué quieren decir los colores?

El uso de los colores en los mandalas también tiene un significado especial. Su so está relacionado con el estado de ánimo de quien los pinta o dibuja. Descubre lo que esconde cada tonalidad:

- Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección.
- Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia.
- Gris: neutralidad, sabiduría, renovación.
- Rojo: masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.
- Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.


- Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad.
- Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.
- Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo.
- Morado: amor al prójimo, idealismo, sabiduría.
- Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza.


- Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.
- Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.
- Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar.

Psicológicamente, los mandalas representan la totalidad de nuestro ser. Dado que reflejan la psique humana, cada persona responde a ellos instintivamente, más allá de su edad, género, raza, cultura, etc.

Cuando nosotros trabajamos con los mandalas, es decir, si los dibujamos, si los pintamos, si caminamos sobre ellos, etc., puede asemejar un viaje hacia nuestra esencia, iluminando zonas del camino que hasta entonces habían permanecido oscuras y hasta ese momento ocultas, permitiendo que brote la sabiduría de nuestro inconsciente.

El mandala es una puerta hacia la institución más íntima del ser humano, representa la condensación ordenante del universo. Mediante su diseño, contemplación y meditación, el ser humano accesa con lo espiritual y se hace parte del todo armonioso, trascendiendo sus limitaciones presentes y las ataduras a su mundo material y conceptual.

Otras utilidades

Los mandalas son útiles para la concentración, activación de la energía positiva, energetización de lugares, meditación profunda para elevar el nivel de conciencia, expander la capacidad de la mente y la memoria.

Dentro de una casa mejora la captación de energía y crea un ambiente de armonía y balance. También nos sirve para transmutar la energía negativa en positiva. En el negocio atraerá la abundancia y prosperidad. Para la salud, nos protegerá de las energías negativas del entorno.

Los mandalas pueden ayudarte en el equilibrio de los chakras. En ese caso habrá que elegir el color adecuado, dependiendo de la cualidad que se quiere trabajar. El mandala enviará impulsos a la mente, llegando a los receptores del cerebro, en donde se procesará y se obtendrá una reacción.

Son muchos los beneficios que podemos tomar de un mandala. Lo mínimo que puede hacer por nosotros es ayudaros a centrarnos cuando sufrimos de alguna alteración nerviosa. Nos ayuda a relajarnos y a encontrar la paz en medio de las dificultades, y eso, en medio de un mundo tan complejo y conflictivo, resulta bastante.

 

19 ago. 2014

Edad mínima para usar Taringa!

Para terminar con los ejemplos que hemos estado colocando acerca de los términos de uso de los servicios de redes sociales por Internet, veamos el caso de Taringa, red social de origen argentino, con millones de perfiles registrados y millones de visitantes cada mes. Taringa es tan popular que, muchas veces, si usted está necesitando saber algo en particular y coloca su pregunta en el buscador de Google, habrá visto que, entre los resultados, el buscador le ofrecerá un post de Taringa que tendrá una respuesta a su cuestión.

No vamos a detallar aquí qué tipo de red social es Taringa. Para ello pueden visitar, por ejemplo, la Wikipedia y enterarse de los detalles y el funcionamiento de este portal. Más bien iremos sin más preámbulo a lo que nos interesa:

Hacer click para ver en su tamaño original

Con cuatro ejemplos de redes sociales que hemos colocado hasta el momento, vemos que hay un común denominador: los servicios de redes sociales en Internet no son para niños y los adolescentes deben tener permiso y asesoría de sus papás para ser usuarios. Esto lo especifican las mismas empresas (ya sea en EEUU, ya sea en Europa, ya sea en latinoamérica), de tal forma que esta regulación es responsabilidad de los padres. Nuevamente, no tiene sentido y es negligente el validar o permitir que un menor falsee sus datos (fecha de nacimiento) frente a la empresa para crearse un perfil. Hacer esto es enseñarle a los menores a pisotear las reglas y a hacer caso omiso a advertencias de personas autorizadas, en este caso, la misma empresa.

Dicho sea de paso, Taringa tiene conexión con Poringa, que viene a ser una red dirigida específicamente a compartir material pornográfico. Cualquier usuario de Taringa sabe que Poringa está ahí y que se puede acceder a ella con un click. Es una muestra más de lo dicho: Taringa no es para niños ni adolescentes menores de 14, ni para libre uso de adolescentes menores de 18. La misma empresa lo advierte, como ya hemos visto.

10 ago. 2014

Redes sociales y privacidad: cuida lo que publicas sobre los demás

Ahora que estamos hablando sobre servicios de redes sociales en Internet, les queremos presentar un canal de Youtube bastante recomendable: Pantallas Amigas. Este es un canal que publica vídeos, la mayoría animaciones, centrados en promover el buen uso de los medios de comunicación electrónicos. Ahora que venimos viendo que los servicios de redes sociales por Internet como Facebook, Youtube, Google + o Ask no son para niños y que los adolescentes que deseen usar estos servicios deben tener permiso y asesoramiento de sus papás (ver entradas anteriores), cae bien darle un vistazo a este tipo de material.

Las recomendaciones que Pantallas Amigas hace en sus vídeos en realidad están dirigidas a todos los usuarios de dispositivos electrónicos, pero les vienen especialmente bien a los adolescentes y a los niños que ya son usuarios, que están más propensos a malos usos, equivocaciones, exposiciones y riesgos. Aquí les dejamos un vídeo de ejemplo:



Si tienen una cuenta en Youtube, les recomendamos suscribirse a este canal. De todas formas, aquí iremos compartiendo algunos de sus vídeos.

6 ago. 2014

Edad mínima para usar Ask

En entradas anteriores hablamos del público al que están dirigidos los servicios de redes sociales por Internet. Hablamos de Facebook, Google + y Youtube, en particular. Vamos a poner un tercer ejemplo: Ask. Esta va a ser el penúltimo ejemplo que vamos a colocar.  El último va a ser acerca de Taringa, un servicio que cumple con algunas características para ser considerada una red social.

Nuestros anteriores ejemplos han sido redes sociales estadounidenses. Ask vendría a representar a Europa en nuestra pequeña lista. Taringa lo hará con respecto a latinoamérica. Ask fue fundada en Letonia y recientemente ha sido muy cuestionada por casos de acoso, en los que hay dos suicidios de adolescentes involucrados. Pero nuevamente: Ask misma dice en sus términos y condiciones de uso que el sitio no es para menores de 13 años y que menores de 18 deben tener consentimiento explícito y asesoramiento de sus padres:

Hacer click para ver en su tamaño original

Entonces: Ask no ha sido hecha para niños ni personas menores de 13 años. Tampoco ha sido hecha para que sea usada por adolescentes menores de 18 sin consentimiento y asesoramiento de sus padres. Nuevamente la misma empresa lo recalca en el momento de solicitar crear una cuenta.

Aquí les dejamos también el link de una noticia relacionada, en la que una adolescente británica de 14 años se suicidó recientemente, al parecer, por ser acosada en Ask. A los padres les preguntamos: ¿quién tiene mayor  probabilidad de desestabilizarse por el uso de una red social como esta a tal punto de quitarse la vida? ¿Una persona de 25 años o una persona de 14? La respuesta es obvia. Estos servicios son para adultos, y los adolescentes que quieran usarlos deben estar asesorados por sus papás.

3 ago. 2014

Trust en Youtube

En noviembre del 2011 publicamos una entrada que recomendaba esta película, Trust. En Youtube, por aquel entonces, sólo encontramos un trailer sin subtítulos (que ya no existe), y lo que sí pusimos fue un link para ver la película en una página web, que incluso permitía descargarla.

Pues bien, ahora Trust está en Youtube y puede ser vista de forma más cómoda, por lo menos mientras dure ahí. Aquí dejamos el enlace:


Esta es una película muy interesante en lo que respecta a los riesgos que trae el uso de las nuevas tecnologías a adolescentes desprotegidos. Y justamente ahora que en este blog estamos hablando de servicios de redes sociales en Internet, esta película cae perfecta para el contexto.

Y atención a todos los papás, desde nuestro punto de vista, la llave que ocasiona toda esta trama está en una escena, que está entre el minuto 9:05 y el minuto 9:47. La protagonista también tiene una escena análoga con su madre, pero ésta con el padre nos parece que pudo haber cambiado toda la historia.

Está clasificada como apta para chicos de 15 años a más. Así que pueden recomendarla a sus hijos mayores de 14. Disfruten de la película...

2 ago. 2014

Edad mínima para utilizar los servicios de redes sociales de Google

En la entrada anterior hablamos sobre los servicios de redes sociales en Internet y como las empresas proveedoras establecen claramente la edad mínima que deben tener sus usuarios. Para ilustrar esto pusimos como ejemplo una captura de pantalla de Facebook.

Ahora haremos lo mismo, poniendo como ejemplo una captura de pantalla de Google:

Hacer click para ver en su tamaño original


Google, como muchos ya saben, es un importante proveedor de servicios de redes sociales. Google es la empresa que maneja Youtube y Google Plus. La primera, una red social que gira en torno a material audiovisual (vídeos), y la segunda que viene a funcionar de forma muy similar a Facebook.

En esta captura de pantalla que acabamos de presentar, podemos ver que Google, al igual que Facebook, establece normas acerca de las edades a las que están dirigidos sus contenidos. En el caso de Perú (otros países) se estipula explícitamente que los usuarios deben tener 13 años o más; y más abajo advierten acerca de que no está permitido falsear la fecha de nacimiento para acceder a los servicios de Google.

Igualmente, por nuestra parte, se recomienda que con menores de edad mayores de 13 años, se tenga especial cuidado a la hora de usar estos servicios. Es importante que los papás acompañen a sus hijos en el uso de redes sociales como Google Plus y Youtube, y para ello es importante que los padres sepan de esto, para que no sean sus hijos los que les enseñen. Son los papás los que tendrían que estar informados del uso de la red social, de los cuidados que hay que tener y de los contenidos que los menores no deben ver (especialmente en Youtube). Ahondaremos en el tema Youtube en entradas posteriores. Mientras tanto dejamos claro el mensaje: Youtube y Google Plus no han sido hechos para personas menores de 13 años, y nuevamente es la misma empresa la que lo está diciendo. La responsabilidad, nuevamente, es de los papás.

27 jul. 2014

Edad mínima para utilizar Facebook

La mayoría de servicios de redes sociales no han sido pensados para niños. En el caso de los adolescentes, en la mayoría de casos, las empresas les permiten crearse un perfil con la condición de tener permiso explícito de sus padres o apoderados.

A lo que vamos es a que los servicios de redes sociales no son servicios hechos para niños y a que los adolescentes tienen acceso restringido. Y son las mismas empresas las que lo dicen. Pongamos un ejemplo; se trata de la red social más utilizada en nuestro medio: Facebook. Veamos qué dice Facebook al respecto:

Hacer click para ver en su tamaño original

¿Qué hace Facebook para hacer cumplir esta condición? Pregunta a todos los usuarios que solicitan crear un perfil cuándo han nacido. De esta manera se calcula que tengan más de 13 años. Si tienen 12 o menos, no se les permite la creación del perfil.

¿Qué hacen los menores de 13 años para saltarse esta regla? Falsean su fecha de nacimiento, muchas veces con consentimiento de los padres, que desde ya les están enseñando que saltarse las normas es algo sencillo y que no trae mayores problemas. Es más, muchos padres les crean los perfiles a sus hijos, a veces desde antes de nacer. ¿Qué aprende ese niño? Aprende a mentir, a falsear, a saltarse normas, a no hacer caso a recomendaciones, a hacer trampa, que el fin importa más que los medios. Si el niño no se da cuenta en ese momento, se dará cuenta después, cuando por uno u otro medio se entere de que Facebook no era para él y que la empresa fue engañada a la hora de crear su perfil. ¿Le importará? Probablemente no, y es que ya habrá aprendido que las leyes y las normas no importan.

Vamos a hacer una analogía extrema, pero es sólo para ilustrar el hecho. Es como hacer trampa para que permitan a tu hijo menor ingresar a un prostíbulo o night club. Más allá del hecho de que el menor aprende a saltarse las leyes, viene el hecho de que se ve expuesto luego a situaciones a las que no estaba preparado para enfrentar (que no por gusto está estipulado que los prostíbulos y night clubs son sólo para clientes adultos; esta limitación existe por algo).

Lo mismo pasa en Facebook. Al no ser un servicio para menores de 13 años, expone a los niños y preadolescentes que logran crearse una cuenta a situaciones que no van a poder procesar de forma adecuada. ¿Qué situaciones? Muchas situaciones, es cosa de informarse. En Internet hay mucha información al respecto que iremos compartiendo aquí poco a poco.

16 jul. 2014

Aprender a estar solo para luego poder compartir con alguien

Encontramos este letrero rondando por las redes sociales. Lo que dice es muy claro y estamos plenamente de acuerdo:


Ahora, es muy fácil decirlo, cuando en la realidad es generalmente muy difícil soportar la soledad cuando no se está preparado. Entonces las personas acaban eligiendo pareja por necesidad y guiados por sus necesidades infantiles no resueltas, lo que lleva muchas veces, y tarde o temprano, a la insatisfacción y/o a la infelicidad.

Si sientes que no puedes estar solo, hay algo que debe ser revisado y resuelto por ti. Si te das cuenta de que esa "incapacidad" para estar solo te trae problemas posteriores en tus relaciones de pareja, con mayor razón. Mejor resolver estas cosas cuanto antes para poder luego encontrar una pareja adecuada y elegida libremente por ti. Se puede consultar con un profesional si esto te resulta complicado.

Recuerda que tu pareja podría ser el padre o madre de tus hijos, y tu compañero o compañera en la dirección de tu familia. La elección de tu pareja es algo muy importante para tu salud y para la salud de tus hijos.

26 may. 2014

Llamando a los padres por sus nombres

Ilustración: Klinko

Hay muchas personas que llaman a sus padres por su nombre y no los llaman "papá" o "mamá". Algunas personas empezaron a hacer esto siendo niños, otros siendo adolescentes. Algunos lo decidieron así en algún momento de sus vidas, otros lo empezaron a hacer sin darse cuenta. Otros incluso fueron animados por el padre y/o la madre para que los llamaran por su nombre, muchas veces argumentando aquello de que quieren que el hijo los vea como un amigo(a) y no sólo como padre o madre.

Esta vez me voy a referir a los niños o adolescentes que están decidiendo, conscientemente, dejar de llamar "papá" o "mamá" a alguno de sus papás, o a ambos.

No mereces ser llamado "papá"

Hay muchos casos, por lo menos entre las personas que conozco, que esto se da como una respuesta a la sensación que tiene el hijo de que sus padres no se comportan como tales y que por eso no deben ser llamados "papá" o "mamá". Frente a esta situación, el hijo opta por retirarle el título de padre a su mamá y/o papá, y empieza por llamarlo deliberadamente por su nombre.

Cuando los papás no pueden frenar esto, el hijo se acostumbra y se forma un hábito. Es más, yo diría que el hecho mismo de que los papás no puedan frenar esto, confirma en el hijo que no son dignos de ser llamados así.

Un consejo para todos los hijos que planean hacer esto

Sé que hay algunos menores que visitan este blog, a pesar de que la mayor parte de las veces nos hemos dirigido a los adultos. Pues bien, esto va para ellos: si tú eres un niño o adolescente y estás planeando retirarle el título de "papá" a alguno de tus padres, o tal vez ya has empezado a hacerlo, te aconsejo que desistas y busques otra forma de resolver los problemas con ellos.

¿Por qué digo esto? Lo digo porque empezar a llamar por su nombre a tus padres viene a ser como un atentado suicida. No sólo atacas a tus papás (que, entiendo, tal vez opines que lo merecen), sino, y esto es lo más importante, te haces daño tú mismo.

¿Cómo así? Si tus papás no te frenan, esto se convertirá en un hábito y dentro de un tiempo, será ya muy difícil para ti volver a llamar a tus padres "papá" o "mamá", aunque lo quieras. De esta forma, pasarán los años y posiblemente ya no haya marcha atrás. De alguna manera simbólica te quedarás sin padres, y esto, créeme, afectará como un onda expansiva tu futuro, no verás con los mismos ojos a tu pareja cuando decidas tener hijos, no te verás igual a ti mismo siendo papá o mamá, tu relación con tus propios hijos en el futuro estará afectada pues eso de "papá" o "mamá" estará ya trastocado en tu cabeza desde las mismas palabras.

No quiero ahondar en estas razones, pues haría falta demasiado texto académico para explicarlo en profundidad, pero la idea es esa. Dejar de llamar "papá" o "mamá" a tus padres es una bomba que te explotará en la cara a ti también, así que mejor será solucionar los problemas de otra forma.

Un consejo para los papás

Si su hijo o hija empieza a hacer esto o ya lleva tiempo haciéndolo, siendo una decisión voluntaria, es tiempo de hacer dos cosas:

1) No confirmar que no merecen el título y comportarse como papás: no permitan que los llamen por su nombre. Si ya se hizo un hábito, puede que ya sea demasiado tarde, así que será asunto de llevar a cabo la segunda recomendación.

2) Entender que si su hijo o hija ha empezado a hacer esto, es porque hay problemas en dos niveles: en un nivel familiar y en un nivel individual. Es tiempo de consultar con un profesional. Es muy probable que se necesite psicoterapia.

Es necesario realizar ambas cosas. Si sólo se limitan a aplicar disciplina y autoridad, sólo están atacando la punta del iceberg y no la raíz, y el problema volverá a emerger, tal vez convertido en otra cosa peor. La raíz se ataca enfrentando las dificultades emocionales, individuales y familiares que han originado esto.
 
 
Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495
 

4 may. 2014

Antes de decidir ser papás


Hace algunos años me contaron que una psicóloga fue invitada a un programa de radio. Durante el programa, esta psicóloga afirmó algo así como "si desean ser padres, por favor, mínimo, 4 años de psicoterapia antes".

La recomendación parece exagerada, pero realmente si algo extraño sucediera y una parte de la población mundial le hiciera caso, tendríamos garantizado un mundo muchísimo mejor luego de esos 4 años. Y luego de otros tantos años, tendríamos toda una generación nueva de personas más saludables o, en todo caso, con menos males que cargar.

La psicóloga, de la que lamentablemente nunca supe su nombre, tiene razón. Normalmente las personas cargamos con historias muy dolorosas y en el momento en que decidimos tener hijos, o peor aun, en el momento en el que nos salen los hijos por accidente, esos males que arrastramos se actualizan en la crianza de mil y un maneras, perpetuándose luego en nuestros hijos, y esto es así en prácticamente todo el mundo, ricos y pobres, hombres y mujeres, y en todas las razas y culturas.

Que una recomendación como la que extendió esta profesional en aquel programa de radio sea tomada en serio masivamente parece algo utópico, pero, nuevamente, la psicóloga está en lo cierto: si quieres ser un buen papá, antes de tener un bebé, optimiza tu salud mental, no con libros, ni vídeos, sino con una psicoterapia de verdad. Cuando llegue tu hijo, toda tu salud mental va a ser remecida como si de un terremoto se tratara, así que vale muchísimo la pena tenerla bien puesta y sólida para el acontecimiento.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

29 mar. 2014

Cuidado con la información en Internet

 
Todo medio de comunicación exige una cierta dosis de escepticismo por parte del que recibe la información, a riesgo de ser desinformado o, en el peor de los casos, engañado. Y esto es recomendable desde la comunicación oral de persona a persona hasta la comunicación a través de los medios masivos, como la prensa escrita, la televisión, la radio y, desde hace algunos años, Internet.

Buscando información sobre salud psicológica en Internet

No es recomendable, entonces, creer a ciegas en todo lo que se oye o lee, no porque haya malas intenciones necesariamente, sino porque todos los seres humanos somos susceptibles de equivocarnos y de dar información errónea.

Esto se vuelve más importante y vital cuando la información que recibimos tiene que ver con nuestra salud o la salud de las personas que nos rodean o de las personas de las que somos responsables, como nuestros hijos. Cuando hablamos de la salud, ya no estamos hablando de información sobre hechos externos, si no que estamos hablando ya de asuntos que tienen que ver con el cuerpo y la mente, asuntos internos, por decirlo de algún modo. Y esto cobra importancia en la medida en la que la información que manejemos será en gran parte la que determine nuestras acciones o nuestras omisiones frente a los problemas relacionados.

El  riesgo de recibir información errónea siempre existe, pero se hace particularmente evidente en Internet, donde personas de todo tipo pueden publicar contenidos que muchas veces son equivocados, quedando ahí colgados a la vista de todos.

Peligro de desinformación en Internet

Pensé en escribir esta entrada a raíz de un artículo que leí en una página web (de bonita presentación y de apariencia muy "profesional") dedicada a la crianza y a la primera infancia. Se trataba de un artículo en el que el autor acusaba a los médicos pediatras de dar información falsa y de hacer daño con sus recomendaciones a los bebés y a los padres. El eje de la discusión giraba en torno al tema de en qué momento es recomendable pasar a los bebés o a los niños a su propia habitación.

Pero más allá de tocar este tema de la habitación y los tiempos de los niños, que ya lo tocaremos aquí en su momento, lo que me llamó la atención fue la cantidad de información tendenciosa, prejuiciosa y equivocada que había en ese artículo. Cuando bajé a la sección de comentarios, vi que lamentablemente muchas madres y padres tomaban en serio este artículo y estaban igualmente indignados con los médicos pediatras, a los que acusaban de negligentes.

Me llamó la atención, luego, que había algunos comentarios que el autor y administrador de la web había calificado y publicado como "comentario irrelevante". Estos "comentarios irrelevantes" eran los comentarios de las personas que no estaban de acuerdo con lo escrito en su artículo. Adelanto que desde mi punto de vista, señales de soberbia como esta dan mucho qué pensar acerca del profesionalismo del autor.

Resulta que, leyendo con más atención, el autor es técnico en enfermería pediátrica, cosa que me llamó mucho la atención, ya que esta persona está autorizada a escribir sobre asuntos que tengan que ver con su oficio, y sin embargo estaba publicando artículos con recomendaciones sobre asuntos médicos.

Es como que yo, siendo psicólogo, publique artículos y administre una web sobre psiquiatría. O, más claro aun, es como que el farmacéutico le indique a usted qué medicamentos debe tomar o incluso contradiga o cambie lo que le indicó su médico. No es de ningún modo que el farmacéutico sea menos que el médico, ni que el psicólogo sea menos que el psiquiatra, ni que el técnico en enfermería sea menos que el pediatra, es que simplemente son profesiones distintas; necesarias, pero diferentes, frente a las que se aplica el famoso dicho aquel de "zapatero a sus zapatos".

Uno mismo es el que más se desinforma (de acuerdo a su conveniencia)

Aquellos papás que se apegaban a lo dicho en el artículo mencionado arriba, obviamente no son seres puros a los que una mente soberbia, irresponsable y pretenciosa ha engañado. No, estos papás están utilizando lo dicho irresponsablemente por el autor para justificar sus propias creencias erróneas y sus propios prejuicios. Lo que tal vez sucede en realidad es que no les agrada la recomendación del pediatra y buscan cualquier cosa para tirarse abajo la opinión profesional.

Esto nos lleva a la conclusión de que quien más engaña y desinforma a una persona es la propia persona. Por eso es recomendable estar atentos a esto. En el caso de los papás con el pediatra, sólo bastaba con no llevar a cabo la recomendación, ya que nadie les pone una pistola en la cabeza. No hay necesidad de sacar argumentos y contradecir al profesional sin uno mismo ser profesional en esa rama. A menos que uno busque una segunda opinión, de otro profesional, no de una persona que no ha estudiado para dar recomendaciones de ese tipo.

Cuidado con la información acerca de salud mental en Internet

Es recomendable, por todo lo dicho, nunca tomar lo leído en Internet como si fuera la recomendación que da un profesional cara a cara en un consultorio. Internet jamás reemplazará a los profesionales. En Internet usted encontrará información general que puede acercarse o no, en alguna medida, a su caso particular. Pero su caso particular es único e irrepetible, y, como tal, tiene sus propias necesidades; por eso debe ser pensado y analizado aparte, en un espacio y tiempo exclusivos.

Y digo esto sabiendo y teniendo en cuenta que yo mismo publico muchas veces en Internet. Pues sí, lo vuelvo a repetir, lo dicho en Internet, en primer lugar, son generalidades que, de haber algún problema, no satisfacen de ningún modo su caso particular. En segundo lugar, usted no conoce necesariamente al autor, no sabe por ende si es un profesional recomendable, o si está bien informado, ni siquiera puede que sepa si es un profesional. Así que cuidado, si hay problemas, es necesario darse el trabajo de ver personalmente a alguien.

Solo un profesional puede discutir una opinión profesional

Finalmente, es necesario sopesar las recomendaciones profesionales con opiniones de otros profesionales. Si un psicólogo le da una recomendación y usted duda de ella, busque una segunda opinión, de otro psicólogo, antes de iniciar tratamiento alguno, y acomódese. Igual frente a las recomendaciones médicas o de cualquier otra índole. Si un pediatra le da una recomendación y usted duda de ella, no pretenda rebatirla con la opinión de un enfermero o de la suya propia, busque la opinión de otro pediatra. Si le vuelven a decir lo mismo, cabe preguntarse si acaso es a usted a quien no le gusta la recomendación y por eso anda buscando quien la contradiga.

Para terminar, para darnos una idea, piense en usted y en su oficio o profesión. Piense en lo absurdo y fuera de toda lógica que sería que venga una persona X a contradecir lo que usted sabe, sin ser su colega y sin haber estudiado la misma carrera u oficio. Lo mismo sucede muchas veces en Internet y en otros ámbitos en lo que respecta a la salud mental. Por eso es mejor ser conscientes de esto e ir con cuidado, no sólo en Internet, sino en todos los demás espacios de comunicación.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

19 mar. 2014

Las personas aprendemos mejor cuando nos sentimos bien

En el documento de la Universidad de Huelva que citamos en una entrada anterior, encontramos lo siguiente:


Más adelante, al final de dicho documento se concluye:

"Dada la relación íntima entre las estructuras cognitivas y las estructuras emocionales del cerebro, el aprendizaje se verá reforzado si se lleva a cabo en un clima emocional adecuado".

Esto significa que las personas aprendemos mejor cuando nos sentimos bien. El aprendizaje y la educación no están desligados de cómo se siente el que aprende algo nuevo. Al contrario, están muy relacionados.

¿Quién aprenderá mejor?

Hace unos días, en un programa de radio, pudimos escuchar cómo una madre golpeaba a su hija de 5 años porque perdía la paciencia al hacer la tarea con ella. La pregunta es, ¿esa niña aprenderá igual o peor que una niña que hace su tarea en un clima de comprensión, de paciencia, de apoyo o incluso de diversión?

¿Quién aprenderá mejor? ¿Un niño que estudia en una casa donde se puede jugar y estudiar con tranquilidad, donde las relaciones entre los familiares son buenas? ¿O un niño que estudia en una casa donde los padres llevan una relación terrible que a duras penas pueden disimular o que simplemente no pueden hacerlo, o en una casa donde es hostilizado por otros miembros con conflictos, sean hermanos, medio hermanos, hermanastros, primos, tíos o abuelos?

¿Quién aprenderá mejor? ¿Un niño que vive aburrido, sin jugar, solo, dedicado únicamente a estudiar? ¿O un niño que juega, que se desfoga, que está contento porque sus esfuerzos serán recompensados con horas de diversión?

¿Un alumno en un colegio tugurizado, con muchos alumnos por aula, con autoridades incapaces de controlar problemas como el acoso escolar o con profesores sin empatía que llenan de tareas a los estudiantes, que se burlan de los que se equivocan, o que incluso llegan al límite del delito, castigando físicamente a sus estudiantes? ¿O un alumno en un colegio donde siente un trato personal, donde no sólo se presta atención a las calificaciones, donde tiene garantizado el respeto, la consideración y el afecto hacia su persona?

¿Quién aprenderá mejor nuevas habilidades en su ambiente laboral, que a la larga traerá como consecuencia un trabajo bien hecho? ¿Alguien mal pagado, maltratado por la empresa u organización en la que trabaja, sin derechos laborales o trabajando 9, 10, 12 o hasta más horas por día o los siete días de la semana sin descanso? ¿O alguien bien pagado, bien tratado por sus superiores, con todos sus derechos tomados en cuenta, trabajando las horas y los días debidos?

Creemos que las respuestas a estas preguntas, y a muchas otras del mismo tipo en las que podamos pensar, irían de acuerdo a lo propuesto por los autores de la imagen que hemos querido compartir al inicio de esta entrada. Así que ya sabemos, aprendemos mejor cuando nos sentimos bien, y eso no sólo depende del que aprende, sino también del que le enseña y de todas las demás personas que lo rodean.

Referencia

Fundamentos biológicos del aprendizaje y la memoria. Universidad de Huelva. Departamento de Biología Ambiental y Salud Pública. Puede leer este documento aquí.

12 mar. 2014

Hábitos de sueño y sobrepeso


Cuando una persona tiene sobrepeso normalmente aparecen asociados algunos problemas de salud mental, como depresión o baja autoestima. La persona puede rechazar su propio estado físico, puede acostumbrarse a considerarse fea o gorda, puede sentir que las demás personas desaprueban o incluso rechazan su sobrepeso o tal vez pueda sentir que se burlan de ella (esto sucede mucho, por ejemplo, cuando la persona con sobrepeso es un niño o adolescente, ya que sus pares tienden a maltratar a los demás por sus "defectos").

Lo que se suele asumir directamente es que la persona con sobrepeso debe tener malos hábitos alimenticios o tal vez que no hace ejercicio físico. Pero en realidad hay más factores que pueden estar influenciando en esto. Así lo dice, por ejemplo, éste artículo:


En éste artículo podemos ver que los malos hábitos de sueño también influyen en el estado físico de las personas, y en particular en su peso. Les recomendamos leer el texto y tomar en cuenta las recomendaciones que se dan ahí. Así no sólo se atiende la salud física, sino también la salud mental. Dicho sea de paso, una vez más podemos ver que ambas, salud física y salud mental, van de la mano o, por lo menos, están conectadas.

11 mar. 2014

Estrés crónico y muerte neuronal


El estrés crónico en el niño pequeño le provoca pérdida de neuronas, especialmente en un área del encéfalo llamada hipocampo. Ésta área tiene varias funciones; por ejemplo, juega un papel importante en los procesos de memoria.

Cortisol, hormona del estrés

¿Por qué sucede esto? Se ha visto que el estrés provoca que el organismo libere una hormona llamada cortisol. La segregación excesiva de esta hormona es la que provoca la pérdida de neuronas debido a los cambios fisiológicos que genera en el organismo.

Niños sobre exigidos

Así que es importante pensar qué pasa con los niños a los que desde muy pequeños se les somete a situaciones excesivamente demandantes, por ejemplo, académicas o de rendimiento, o a situaciones no recomendadas o no deseadas, como trabajo infantil, cuidado de hermanos pequeños, hacinamiento, falta de recursos básicos, falta de sueño, o a situaciones de maltrato físico o psicológico o a experiencias de abuso sexual.

Por ejemplo, si usted es padre o madre y cree que por someter a sus hijos a una sobre exigencia les van a enseñar a ser mejores, se le sugiere tomar en cuenta la posibilidad de que su comportamiento pueda estar provocando precisamente el efecto contrario, afectando y dañando físicamente su sistema nervioso, del que depende todo su rendimiento presente y futuro en toda actividad que vaya a realizar.

El punto medio entre la sobre exigencia y la irresponsabilidad

Pero cuidado, estamos hablando de una "sobre exigencia". No estamos hablando de exigir lo necesario. Aquí es importante que los papás sepan diferenciar en qué momento las exigencias para con sus hijos pasan a ser excesivas o cuando más bien son muy bajas. Si hay dudas o desacuerdos al respecto, es necesario consultar con profesionales, absolverlas y aplicar las recomendaciones.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

25 feb. 2014

La falta o deficiencia de sueño puede causar enfermedades


Encontramos un artículo en Internet (Canalnutricion.com) en donde se mencionan algunas enfermedades, síntomas o riesgos que pueden darse debido a la falta de sueño o a un sueño defectuoso. Se puede leer el artículo aquí: "Enfermedades causadas por la falta de sueño".

Algunas de las enfermedades, síntomas o riesgos mencionados en el artículo afectan directamente la salud mental de las personas, como la irritabilidad, la depresión, mayor riesgo a sufrir de obesidad o mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Para llevar una vida más sana y evitar daños a la salud se recomienda dormir entre 7 y 9 horas diarias.

Si hay falta de sueño es necesario tomar acciones

Nosotros podemos agregar lo siguiente: si usted se siente constantemente cansado porque duerme mal o directamente sufre de insomnio, esto puede deberse a factores emocionales. Se puede consultar a un médico, pero si se descarta cualquier problema físico que esté ocasionando su falta de sueño, puede recurrir a un psicoterapeuta, pues se trata de un tema emocional, que como bien dice el artículo citado, puede a la larga afectar su salud física y empeorar su salud mental.

Si el médico lo envía a psiquiatría, no deje de acudir a un psicoterapeuta. Si se lleva tratamiento psiquiátrico, siempre se necesita psicoterapia para que se den los cambios de fondo que deseamos.