9 oct. 2013

Libros de autoayuda: para qué sirven y para qué no

 
Los denominados "libros de autoayuda" pueden ser muy útiles; por ejemplo, pueden servir para:

- Conocer más acerca de un tema específico.

- Cambiar modos de comportamiento no patológicos.

- Saber y practicar algunas pautas que puedan servir para solucionar un problema particular o para alcanzar un objetivo deseado.

Sin embargo, es importante señalar que los libros de autoayuda no sirven para reemplazar la psicoterapia. Si usted cree que podría necesitar psicoterapia, consulte con un profesional.


Naturalmente, puede adquirir y leer diversos textos que podrían ayudarle a alcanzar diversos objetivos, pero intentar reemplazar la psicoterapia con uno o varios libros de autoayuda puede ser tan riesgoso como intentar curar una afección médica con un manual comprado en una librería. En ambos casos, se trata de la salud, y es muy importante ser responsable con ella.

La lectura es buena de por sí; cuidar adecuadamente la salud también lo es.

 

3 oct. 2013

Videojuegos para adultos: GTA (Grand Theft Auto)

Hace poco ha sido lanzado el último videojuego de la serie GTA (Grand Theft Auto), titulado "GTA V". Aún no lo he adquirido, pero sé de muchas personas que sí. Lamentablemente, la mayoría de estas personas son menores de edad, niños y adolescentes que se lo han pedido a sus padres y éstos se lo han comprado.

GTA V: un buen videojuego para adultos

He leído algunas críticas especializadas y parece que se trata de un muy buen videojuego, no exento de algunos puntos criticables, por supuesto. Sin embargo, todavía no he encontrado un artículo en español que haga énfasis en su clasificación por edades, aunque reconozco que he buscado muy por encima. De todas formas quisiera mostrarles la portada del juego:

Aquí les muestro la portada de la caja de GTA V para Playstation 3:


Y aquí la portada de la caja para X-Box:


Lo que nos interesa aquí es la clasificación por edades, que en este caso se muestra en la esquina inferior izquierda. Ésta es la clasificación según PEGI (Pan European Game Information), que es el sistema de clasificación europeo. Ese número 18 que se muestra ahí significa que el videojuego es apto para edades de 18 años en adelante.

Un ejemplo de hace algunos años

He estado atento a la serie GTA últimamente, no sólo por las personas que conozco que están jugando actualmente el GTA V, sino también porque yo mismo he estado jugando una de las ediciones anteriores de la serie, el famoso "GTA: Vice City", un juego lanzado en el 2002, pero que no ha perdido vigencia; de hecho actualmente tengo pacientes y amigos que lo juegan y es sabido que recientemente han salido a la venta ediciones para IOS (el sistema operativo de los móviles Apple) y para Android.

Veamos la portada de GTA: Vice City:


En este caso, vemos un recuadro en la esquina inferior izquierda que dice "M". Éste es el detalle:


Ésta es la clasificación según la ESRB (Entertainment Software Rating Board), que es el sistema para los países de norteamérica. La "M" significa, como dice ahí, que el videojuego es apto sólo para personas de 17 años en adelante, no menos.

Vice City: otro buen videojuego para adultos

De éste Vice City sí puedo opinar, ya que lo he jugado en su totalidad (en lo concerniente a su trama). Efectivamente, se trata de un excelente juego, muy divertido y apasionante.

Sin embargo, la historia que presenta, la interacción de los personajes, las tareas que pide que realice el jugador, la ambientación, etcétera, requiere de un alto nivel de abstracción para comprender qué es lo que se está jugando y no caer en la mera catársis o en la pura satisfacción de los deseos. El juego provoca dos cosas:

1) No permite que el jugador sea moralmente "bueno" (las tareas que pide son, en mayor o menor medida, delincuenciales, en el sentido maduro del término, claramente psicopáticas).

2) Permite al jugador hacer lo que sea en las calles con sus armas y con los vehículos que roba, léase asesinar peatones sin razón de diversas maneras (a puñetazos, con arma blanca, a balazos o quemarlos vivos), robar vehículos, atacar a las fuerzas de orden, correr a toda velocidad, atropellar, etcétera.

Solamente un adulto puede jugar de esta manera y al mismo tiempo comprender de dónde proviene esta fantasía. Un niño o un adolescente menor sólo sentirá placer y su sistema nervioso sólo se abocará a sentirlo como si fuera real, sin mayor raciocinio.

No estoy diciendo que el niño o adolescente que juegue Vice City se convertirá en un delincuente, eso sería ridículo. Lo que digo es que es un material adulto que lo estimula intensa y sistemáticamente antes de que pueda comprender nada, lo que trae consecuencias en la salud mental, que no aparecen a simple vista (las consecuencias no las trataré aquí, pero sí pretendo hacerlo en alguna entrada posterior). Digamos que resulta igual de inapropiado que hacer ver a nuestro hijo de 11 años películas pornográficas de forma constante.

Para muestra un botón

A continuación colocaré algunos vídeos que muestran partes del desarrollo de unos de los capítulos de Vice City. En él, el protagonista (el jugador) compra un estudio cinematográfico venido a menos y lo transforma en un estudio de desarrollo de películas pornográficas, para ello debe, entre otras cosas, contactar con prostitutas callejeras, asesinar al proxeneta y fotografiar a un congresista travestido para chantajearlo. Aquí los vídeos (ver en pantalla completa para fijarse en los detalles):

1) Tommy Vercetti, el protagonista, acaba de comprar el estudio de cine y luego va en busca de la prostituta Candy Suxxx para contratarla como actriz pornográfica, para ello deberá matar al proxeneta. Luego busca a Mercedes para que también sea parte del reparto:




2) Vercetti se sube a un hidroavión para lanzar publicidad de su película pornográfica por toda la ciudad. El videojuego no muestra escenas explícitas, pero el contenido es ése:




3) Seguidamente planean chantajear a un congresista que pretende poner restricciones al entretenimiento para adultos. Candy Suxxx se encuentra en un hotel con él para que Vercetti los fotografíe a escondidas. Cuando Vercetti toma las fotos, se puede ver que el congresista se ha travestido.




4) Por último, y luego del diálogo en el que Candy manifiesta sus resistencias a tragar esperma, Vercetti sube a un edificio para colocar publicidad de la película en un enorme reflector.




No sólo es cuestión de violencia

Como podemos apreciar, no se trata sólo de la violencia (en realidad, en estos vídeos la violencia que se muestra es poca en comparación con el resto del desarrollo del juego), se trata de una temática adulta, que está pensada para ser jugada y entendida por público adulto.

Conclusión

Señores padres de familia, es absolutamente necesario que se informen acerca de qué le compran a sus hijos. Los videojuegos de la serie GTA no son para niños (ni siquiera los de las consolas portátiles, como Nintendo DS), así como muchos otros que sus hijos les piden, como el famoso "Call of Duty", por poner otro ejemplo de moda. Los chicos, al jugar, se dan cuenta, en muchos casos, de que se les ha dado un material que no es para ellos y dicen "es que mis papás no saben que sale eso en el juego". En sus hijos queda grabada la idea de que sus padres son negligentes, que no saben qué hacen y que les compran a ciegas cualquier cosa.

Aquí en el Perú, muchos papás están acostumbrados a comprar videojuegos piratas, que vienen sin caja y sin portada, de tal forma que compran sin siquiera ver la portada, ni menos ver la clasificación por edad que figura en ella. Si van a comprar material pirata, por lo menos fíjense en internet en la clasificación por edad, aunque lo ideal sería investigar más e incluso probar el juego antes de exponer a sus hijos a estos estímulos.

Lo dicho aquí no sólo vale para los videojuegos. Muchos padres compran por comprar, por ejemplo, un Monopolio a sus niños de 5 años, cuando ni siquiera éstos saben sumar o restar centenas, ni menos multiplicar y cuando claramente en la caja del Monopolio dice "mayores de 8 años". U otros llevan a sus niños o adolescentes tempranos a ver películas como "El conjuro", de temática absolutamente inapropiada para menores. Es necesario prestar más atención y ser más responsables.

Les dejo, finalmente, un artículo publicado en el conocido portal de videojuegos Meristation, allá por la época en que salió el Vice City. Fíjense al final del artículo, en la página 9, cómo la crítica especializada en videojuegos manifiesta la importancia de la restricción por edad del público:

Leer artículo de Meristation sobre GTA: Vice City

Luego no se le eche la culpa a los desarrolladores o a la industria de una serie de problemas, cuando ellos mismos explicitan para quiénes van dirigidas sus obras y son los papás los que exponen a los hijos a materiales que no son para ellos.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe