2 dic. 2013

Neurogénesis en adultos: un aliado frente al envejecimiento


Todavía hay mucha gente que cree que una vez que las personas somos adultas no producimos células nerviosas, especialmente neuronas. Pero en realidad se sabe que los adultos sí podemos hacerlo, lo que significa que nuestras capacidades y posibilidades no necesariamente tienen que ir siempre cuesta abajo a medida que pasan los años.

Si bien es un tema en constante debate, hay investigaciones científicas que afirman que el ejercicio físico y el ejercicio de actividades relacionadas con el lenguaje (lectura, escritura, habla, idiomas, etc.) ayudan o estimulan la neurogénesis.

De esta manera podemos rescatar una serie de actividades que es recomendable realizar de forma constante: ejercicio físico, práctica de deportes, relacionarse con personas, escribir, leer, escuchar, dialogar, comunicarse en general, evitar el aislamiento. Así nuestro sistema nervioso estará activo y alentado a seguir desarrollándose, retrasando la vejez, la decadencia y la pérdida de habilidades asociadas con el paso de los años, y mejorando nuestra calidad de vida.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe
 

9 oct. 2013

Libros de autoayuda: para qué sirven y para qué no

 
Los denominados "libros de autoayuda" pueden ser muy útiles; por ejemplo, pueden servir para:

- Conocer más acerca de un tema específico.

- Cambiar modos de comportamiento no patológicos.

- Saber y practicar algunas pautas que puedan servir para solucionar un problema particular o para alcanzar un objetivo deseado.

Sin embargo, es importante señalar que los libros de autoayuda no sirven para reemplazar la psicoterapia. Si usted cree que podría necesitar psicoterapia, consulte con un profesional.


Naturalmente, puede adquirir y leer diversos textos que podrían ayudarle a alcanzar diversos objetivos, pero intentar reemplazar la psicoterapia con uno o varios libros de autoayuda puede ser tan riesgoso como intentar curar una afección médica con un manual comprado en una librería. En ambos casos, se trata de la salud, y es muy importante ser responsable con ella.

La lectura es buena de por sí; cuidar adecuadamente la salud también lo es.

 

3 oct. 2013

Videojuegos para adultos: GTA (Grand Theft Auto)

Hace poco ha sido lanzado el último videojuego de la serie GTA (Grand Theft Auto), titulado "GTA V". Aún no lo he adquirido, pero sé de muchas personas que sí. Lamentablemente, la mayoría de estas personas son menores de edad, niños y adolescentes que se lo han pedido a sus padres y éstos se lo han comprado.

GTA V: un buen videojuego para adultos

He leído algunas críticas especializadas y parece que se trata de un muy buen videojuego, no exento de algunos puntos criticables, por supuesto. Sin embargo, todavía no he encontrado un artículo en español que haga énfasis en su clasificación por edades, aunque reconozco que he buscado muy por encima. De todas formas quisiera mostrarles la portada del juego:

Aquí les muestro la portada de la caja de GTA V para Playstation 3:


Y aquí la portada de la caja para X-Box:


Lo que nos interesa aquí es la clasificación por edades, que en este caso se muestra en la esquina inferior izquierda. Ésta es la clasificación según PEGI (Pan European Game Information), que es el sistema de clasificación europeo. Ese número 18 que se muestra ahí significa que el videojuego es apto para edades de 18 años en adelante.

Un ejemplo de hace algunos años

He estado atento a la serie GTA últimamente, no sólo por las personas que conozco que están jugando actualmente el GTA V, sino también porque yo mismo he estado jugando una de las ediciones anteriores de la serie, el famoso "GTA: Vice City", un juego lanzado en el 2002, pero que no ha perdido vigencia; de hecho actualmente tengo pacientes y amigos que lo juegan y es sabido que recientemente han salido a la venta ediciones para IOS (el sistema operativo de los móviles Apple) y para Android.

Veamos la portada de GTA: Vice City:


En este caso, vemos un recuadro en la esquina inferior izquierda que dice "M". Éste es el detalle:


Ésta es la clasificación según la ESRB (Entertainment Software Rating Board), que es el sistema para los países de norteamérica. La "M" significa, como dice ahí, que el videojuego es apto sólo para personas de 17 años en adelante, no menos.

Vice City: otro buen videojuego para adultos

De éste Vice City sí puedo opinar, ya que lo he jugado en su totalidad (en lo concerniente a su trama). Efectivamente, se trata de un excelente juego, muy divertido y apasionante.

Sin embargo, la historia que presenta, la interacción de los personajes, las tareas que pide que realice el jugador, la ambientación, etcétera, requiere de un alto nivel de abstracción para comprender qué es lo que se está jugando y no caer en la mera catársis o en la pura satisfacción de los deseos. El juego provoca dos cosas:

1) No permite que el jugador sea moralmente "bueno" (las tareas que pide son, en mayor o menor medida, delincuenciales, en el sentido maduro del término, claramente psicopáticas).

2) Permite al jugador hacer lo que sea en las calles con sus armas y con los vehículos que roba, léase asesinar peatones sin razón de diversas maneras (a puñetazos, con arma blanca, a balazos o quemarlos vivos), robar vehículos, atacar a las fuerzas de orden, correr a toda velocidad, atropellar, etcétera.

Solamente un adulto puede jugar de esta manera y al mismo tiempo comprender de dónde proviene esta fantasía. Un niño o un adolescente menor sólo sentirá placer y su sistema nervioso sólo se abocará a sentirlo como si fuera real, sin mayor raciocinio.

No estoy diciendo que el niño o adolescente que juegue Vice City se convertirá en un delincuente, eso sería ridículo. Lo que digo es que es un material adulto que lo estimula intensa y sistemáticamente antes de que pueda comprender nada, lo que trae consecuencias en la salud mental, que no aparecen a simple vista (las consecuencias no las trataré aquí, pero sí pretendo hacerlo en alguna entrada posterior). Digamos que resulta igual de inapropiado que hacer ver a nuestro hijo de 11 años películas pornográficas de forma constante.

Para muestra un botón

A continuación colocaré algunos vídeos que muestran partes del desarrollo de unos de los capítulos de Vice City. En él, el protagonista (el jugador) compra un estudio cinematográfico venido a menos y lo transforma en un estudio de desarrollo de películas pornográficas, para ello debe, entre otras cosas, contactar con prostitutas callejeras, asesinar al proxeneta y fotografiar a un congresista travestido para chantajearlo. Aquí los vídeos (ver en pantalla completa para fijarse en los detalles):

1) Tommy Vercetti, el protagonista, acaba de comprar el estudio de cine y luego va en busca de la prostituta Candy Suxxx para contratarla como actriz pornográfica, para ello deberá matar al proxeneta. Luego busca a Mercedes para que también sea parte del reparto:




2) Vercetti se sube a un hidroavión para lanzar publicidad de su película pornográfica por toda la ciudad. El videojuego no muestra escenas explícitas, pero el contenido es ése:




3) Seguidamente planean chantajear a un congresista que pretende poner restricciones al entretenimiento para adultos. Candy Suxxx se encuentra en un hotel con él para que Vercetti los fotografíe a escondidas. Cuando Vercetti toma las fotos, se puede ver que el congresista se ha travestido.




4) Por último, y luego del diálogo en el que Candy manifiesta sus resistencias a tragar esperma, Vercetti sube a un edificio para colocar publicidad de la película en un enorme reflector.




No sólo es cuestión de violencia

Como podemos apreciar, no se trata sólo de la violencia (en realidad, en estos vídeos la violencia que se muestra es poca en comparación con el resto del desarrollo del juego), se trata de una temática adulta, que está pensada para ser jugada y entendida por público adulto.

Conclusión

Señores padres de familia, es absolutamente necesario que se informen acerca de qué le compran a sus hijos. Los videojuegos de la serie GTA no son para niños (ni siquiera los de las consolas portátiles, como Nintendo DS), así como muchos otros que sus hijos les piden, como el famoso "Call of Duty", por poner otro ejemplo de moda. Los chicos, al jugar, se dan cuenta, en muchos casos, de que se les ha dado un material que no es para ellos y dicen "es que mis papás no saben que sale eso en el juego". En sus hijos queda grabada la idea de que sus padres son negligentes, que no saben qué hacen y que les compran a ciegas cualquier cosa.

Aquí en el Perú, muchos papás están acostumbrados a comprar videojuegos piratas, que vienen sin caja y sin portada, de tal forma que compran sin siquiera ver la portada, ni menos ver la clasificación por edad que figura en ella. Si van a comprar material pirata, por lo menos fíjense en internet en la clasificación por edad, aunque lo ideal sería investigar más e incluso probar el juego antes de exponer a sus hijos a estos estímulos.

Lo dicho aquí no sólo vale para los videojuegos. Muchos padres compran por comprar, por ejemplo, un Monopolio a sus niños de 5 años, cuando ni siquiera éstos saben sumar o restar centenas, ni menos multiplicar y cuando claramente en la caja del Monopolio dice "mayores de 8 años". U otros llevan a sus niños o adolescentes tempranos a ver películas como "El conjuro", de temática absolutamente inapropiada para menores. Es necesario prestar más atención y ser más responsables.

Les dejo, finalmente, un artículo publicado en el conocido portal de videojuegos Meristation, allá por la época en que salió el Vice City. Fíjense al final del artículo, en la página 9, cómo la crítica especializada en videojuegos manifiesta la importancia de la restricción por edad del público:

Leer artículo de Meristation sobre GTA: Vice City

Luego no se le eche la culpa a los desarrolladores o a la industria de una serie de problemas, cuando ellos mismos explicitan para quiénes van dirigidas sus obras y son los papás los que exponen a los hijos a materiales que no son para ellos.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

25 sept. 2013

Trabajar en malas condiciones y síntomas depresivos: una relación a tomar en cuenta

 
Se ha encontrado evidencia científica de que hay una relación entre las condiciones de trabajo negativas y los síntomas depresivos.

Podemos entender que una persona trabaja en condiciones negativas cuando el trabajo involucra situaciones que afectan negativamente la salud de la persona, por ejemplo, hacinamiento, incomodidad, acoso, ambiente inadecuado, poca ventilación, mala paga o paga atrasada, mal clima laboral, horas excesivas de trabajo, etcétera.


Síntomas depresivos pueden ser por ejemplo, falta de apetito o apetito exagerado, estado de tristeza general, falta de energía, episodios de llanto, pensamientos de muerte, insomnio o exceso de sueño, apatía, entre otros.

Ahora hay evidencia de que ambos (malas condiciones de trabajo y síntomas depresivos) están relacionados. Ahora pensar en cambiar de empleo ante las malas condiciones laborales es también necesario por la propia salud, ya no sólo por la economía, por el malestar en horas de trabajo o por no tener tiempo para nada ("no tener vida", como se dice). Recordemos que estos síntomas depresivos provocan que la persona deje de vivir bien, lo que nos lleva a pensar en el vicio de "vivir para trabajar" y no "trabajar para vivir".

Referencia

Journal of Occupational and Environmental Medicine (2013). "Negative Working Conditions Score' Linked to Depressive Symptoms". On line: http://tinyurl.com/nw2lg5l


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

10 jul. 2013

Consecuencias de tener un hijo preferido

 
El hecho de que haya un hijo preferido también afecta al favorito, pues siente que debe responder a las expectativas que los padres han puesto sobre él. En cambio, el o los otros podrían sentirse menos queridos, lo que a largo plazo podría generar problemas de autoestima.

Fuente: UNAB.

9 jul. 2013

A ti te quiero más

 
Los papás podrían tener más cuidado al decirle a alguno de sus hijos "yo te quiero más a ti", comparando el cariño que sienten con respecto a su hermano o hermana. Este tipo de afirmaciones se puede dar en familias en las que los hijos mantienen una rivalidad en la que se disputan el cariño y los cuidados de los papás.

Algunos papás recurren a este tipo de afirmaciones para hacer sentir mejor a uno de sus hijos. Sin embargo, en primer lugar, lo más probable es que el niño no le vaya a creer al papá o mamá que diga esto, por más que acepte la declaración con aparente gusto o alivio. En el fondo, el niño sabe perfectamente que no se debería dar este tipo de preferencias, o, en todo caso, no se daría a su favor (si de verdad lo creyera no estaría en rivalidad con su hermano o hermana y no habría necesidad de consolarlo). Esto fija en la mente del niño la certeza de que su papá o su mamá miente y no es de confianza; y es que en el fondo podemos darnos cuenta de que se trata de una manipulación.

En segundo lugar, suponiendo que el niño le crea a su progenitor, se fija en la mente del niño la idea de que su papá o mamá es capaz de parcializar su afecto en detrimento de uno de los hermanos. Esto desestabiliza el sistema familiar en la mente del niño, lo hace endeble y sujeto a favoritismos, además que nos pone en alerta de lo manipulable que es el niño en cuestión.

Lo más recomendable sería decir la verdad: que a ambos hermanos se los ama y que de ninguna manera a uno se le quiere más que al otro.

Pero, ¿y si es verdad que mamá o papá quiere más a alguno de los hermanos?

Por supuesto estamos exceptuando los casos en los que de verdad el papá o la mamá siente que quiere más a uno. Nada de lo que hemos dicho arriba se aplica a estos casos. Aquí es verdad que hay favoritismo y es verdad que el sistema familiar no podría ser sólido para ninguno de los niños, ni para el favorito, ni para el que no lo es, ya que se está creciendo en un sistema familiar injusto, excluyente y parcializado (y por tanto eso es lo que aprenderá y así saldrá al mundo y a la vida).

En suma, los favoritismos de los padres hacia los hermanos pueden ser muy nocivos para los hijos, sean verdad o sean mentiras blancas.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

30 mar. 2013

Obesidad y neuroplasticidad


La obesidad afecta negativamente la neuroplasticidad, provocando, por ejemplo, problemas de aprendizaje. Asimismo, se sabe que los niños obesos pierden la atención con mayor facilidad que los niños que no lo son.

Recomendaciones

- Evitar el exceso de azúcares y grasa en los alimentos.

- Practicar ejercicio físico o algún deporte.

- Si ve que su hijo o hija empiezan a mostrar sobrepeso y que va ganando kilogramos, póngase alerta e implemente acciones dirigidas a revertir el proceso (revisar los hábitos alimenticios, promover el deporte y, si es necesario, consultar con un profesional de salud y seguir sus recomendaciones).


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

25 mar. 2013

La comida chatarra puede aumentar la impulsividad

 
La comida chatarra, los sándwiches, los helados, los snacks, las harinas, los dulces y golosinas que los papás les suelen comprar a sus hijos en la calle, en las tiendas o en las bodegas, o que, incluso, les ponen en la lonchera, son "alimentos" con un muy elevado aporte calórico.

Debido a esa elevada carga de calorías, estos productos, si son consumidos sistemáticamente, con cierta regularidad o en exceso, pueden generar un sobrante de energía que muchas veces los niños no saben cómo descargar, creándose condiciones para que manifiesten comportamientos impulsivos o brusquedad en su trato o en sus acciones, en general.

Recomendaciones

La recomendación es evitar crear un hábito del consumo de estos "alimentos" o, más aun, intentar evadirlos lo más posible, ya que su sabor hace que los niños les exijan a los padres que les den estas sustancias perjudiciales. Hay que evitar poner estos productos en las loncheras, pues entran a competir con alimentos más saludables. Con mayor razón, hay que evitar reemplazar las comidas con dichos productos.

 
Si se le acabó la comida de casa y tiene un McDonald´s a media cuadra, se sugiere olvidarse de darles a sus hijos la cena o el almuerzo ahí, o en cualquier establecimiento similar. Puede caminar o conducir un poco más y darles alimentos de verdad, que es lo que correspondería por naturaleza a un papá o a una mamá.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

14 mar. 2013

Papás separados


Si usted se ha separado de su pareja, tiene hijos con ella, y ella se quedó viviendo con sus hijos en casa, mientras usted tuvo que irse a vivir fuera, le sugerimos:

1) Evite entrar en la casa de su ex pareja: es mejor evitar quedarse ahí haciendo cosas (como ver TV o ayudar a los chicos con las tareas) y más aun quedarse a dormir. Su presencia ahí puede generar confusión en los niños y adolescentes, y/o puede dar la sensación de que no ha habido una separación real. Lo más conveniente sería ir a buscar o dejar a sus hijos a la puerta de su casa, respetando estrictamente los acuerdos a los que han llegado.

2) Evite salir de paseo o hacer actividades en familia con su ex pareja y sus hijos: se genera la misma confusión mencionada en el punto anterior y se puede generar una falsa esperanza de reconciliación en los hijos.

3) Póngase de acuerdo con su ex pareja acerca de cómo organizar las vacaciones, las festividades y los cumpleaños: si estos acuerdos se ponen por escrito en una conciliación, mejor. Aquí la idea es evitar convertir a los hijos en una torta a repartirse entre los padres.

También es poco conveniente celebrar fechas especiales en familia con su ex pareja y sus hijos. Se puede generar una alegría y un buen momento en los chicos, pero al mismo tiempo se genera, por lo bajo, mucha confusión y poca claridad.

En resumen...

En resumen, si usted es el papá que tuvo que salir de casa, es necesario mantener una respetuosa distancia de su ex pareja, por lo menos en presencia de sus hijos.

Si, aun separados, usted y su ex pareja son muy amigos y quieren seguir pasando tiempo juntos, si ambos tienen nuevas parejas y los cuatro se quieren frecuentar, si comparten un grupo de amistades, o demás escenarios posibles, es mejor esperar a que los niños y los adolescentes maduren lo suficiente como para entender que así son sus padres, antes de pensar en hacerlos partícipes de todo aquello. Mientras tanto, es bueno mantener la respetuosa distancia mencionada, al menos delante de ellos.


Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495

diego.fernandezc@pucp.edu.pe

18 feb. 2013

Diez razones para leer

Aquí una imagen que circula por internet:


Todo es muy cierto, sin embargo, con respecto a los menores de edad, también hay que recordar: nunca se debería obligar a un niño o adolescente a leer cuando no lo desea. Pero si un niño o adolescente pide material de lectura o le interesa algún tema adecuado para su edad, sí se debería aprovechar para satisfacer esas ganas de leer, sin condiciones.

Aquí también escribimos sobre este asunto a propósito de otra imagen que circulaba por internet: "Un niño que lee será un adulto que piensa".

3 ene. 2013

¿Vacaciones de qué?


En las épocas de vacaciones y en los meses de verano es muy importante recordar que, si bien nuestros hijos descansarán de todo lo que significó el último periodo de estudios, eso no significa que el resto de su existencia debe parar también.

Si usted tiene hijos que han estado siguiendo tratamiento médico o psicológico el último año y no han sido dados de alta, se le recomienda no caer en el error de suspender estos procesos "porque están de vacaciones", a menos que esto haya sido indicado por el profesional a cargo, o que dicho profesional esté fuera o de descanso, o que la familia haya planificado un viaje que haga imposible seguir con el tratamiento normalmente.

Si no hay impedimentos como los mencionados, las personas que no han culminado sus procesos de salud, deberían continuar con ellos. Suspender tratamientos por vacaciones es tan absurdo como retirarle el inhalador a un asmático porque terminó el año escolar. Igualmente, si usted sufre de alguna enfermedad, no va a dejar de tomar sus medicamentos porque toca vacaciones en su trabajo. Lo mismo se aplica a la salud psicológica y a la salud en general.

Las vacaciones se dan con respecto a lo laboral y a lo académico, nunca con respecto a la salud, al vestido, a la vivienda, a la alimentación, o a otras necesidades básicas. No hay que mezclar las cosas, y los chicos también tendrían que estar claros en esto.